Encuentros cercanos...

Spanish

La Fidelidad ofrece, como ningún otro sitio, el contacto con la naturaleza chaqueña...

Tapires y enormes piaras de Pecaríes labiados se muestran con total desparpajo ante el visitante respetuoso, que se conecta con el ambiente aún salvaje de esta zona del Impenetrable Chaqueño.

Las aves se hacen escuchas sin cesar desde la salida del sol hasta la noche. Y ahí, el fantástico espectáculo de las caminatas nocturnas, donde todo puede pasar, un Aguará Guazú, un puma, lechuzas, murciélagos, osos hormigueros, incluso el tímido Mayuato puede ser observado en La Fidelidad con mucha frecuencia, algo que no sucede en otros sitios.

Los Yacarés reflejan en sus ojos las luces de las linternas, brindano un espectáculo sin igual.

Los murciélagos pescadores sorprenden con sus habilidades de caza al atardecer sobre el río Bermejo.

Y así, cientos de especies que en otras latitudes apenas si sobreviven, acá abundan y pueden ser observadas con una facilidad que asombra.

La Fidelidad merece ser Parque Nacional no solo para que cuente con el máximo nivel de protección, sino también para el disfrute de todo el mundo, sin restricciones. Sin dudas que con un par de años de control y suspensión de la cacería furtiva que aún la vulnera, será el sitio por excelencia de la Argentina para observar fauna mayor en su ambiente natural.